Los Perfiles del Cerebro de Six Seconds suelen despertar curiosidad y entusiasmo entre los participantes de las capacitaciones y eventos que realizamos. Herramientas de una sola página, poderosas pero sencillas de leer y orientadas a la acción abren una puerta al dialogo y a la auto conciencia, y nos facilitan el inicio de la aventura como científicos de uno mismo. 

¿Listo para empezar a explorar y convertirte en tu propio científico?

Mi aventura como exploradora y una suerte de científica en la ciencia de conocerme a mi misma comenzó luego de recibir mi primer Perfil de Estilo de Cerebral (Brain Brief Profile) de Six Seconds. A pesar de mi actitud abierta para descubrir y aprender, y de lo bien que mis resultados reflejaban mi estilo cerebral en ese momento de mi vida, una parte de mi encaró algunas de las secciones del perfil con el fatalismo propio de quien pensaba que existían  aspectos irreductibles de la personalidad, impensables de ser modificados, y que la personalidad y la historia familiar de una persona llegaban a convertirse en una especie de destino casi inescapable. 

El concepto de estilo cerebro como una respuesta adaptiva del cerebro humano al contexto en que una persona se desempeña, y no como algo inmutable  fue mi primer aprendizaje acerca de la manera en que Six Seconds presenta y describe cómo opera la inteligencia emocional en las personas. Fue una experiencia nueva y reconfortante. Sobretodo considerando que en el curso de la vida, nos toca muchas veces tomar diferentes baterías de tests de aptitud, u otros tests psicológicos con el fin de capturar un número o un resultado que nos “justifique”,  “explique cómo somos” o nos proyecte ante los demás, sea el potencial empleador, la sicóloga de la escuela o hasta la misma pareja.

Sin embargo, a raíz de lo que hemos aprendido del campo de la neurociencia en las últimas décadas, las limitaciones de algunos tests de personalidad son más que evidentes, quizás principalmente porque circunscriben la elección humana a un número limitado – y limitante – de opciones que no representan la realidad del individuo, ni su inmenso potencial neurológico y emocional para convertirse en el gestor de su propio cambio. 

Esa gestión de la posibilidad de cambio radica en las propiedades de neuroplasticidad del cerebro humano, y en la apertura de conciencia que se encuentra en pleno florecer en el mundo actual gracias a este zeigeist humanista, que ha empezado a entender al ser humano cómo un todo integral de razón y emoción, y no cómo un tablero lleno de interruptores que pueden desconectarse según la necesidad o el antojo. 

¿Qué son los perfiles de estilos cerebrales?

EL ESTILO DE CEREBRO SE DESCRIBE DESDE TRES DIMENSIONES:

ENFOQUE:

¿Prefieres datos que sean analíticos o emocionales?

DECISIONES:

¿Tiendes a evaluar o innovar?

MOTIVACIÓN:

¿Usualmente te motivan el corto plazo o el largo plazo?

BASADO EN ESTAS TRES DIMENSIONES, EL ESTILO DE CEREBRO PODRIA SER: 

4 Estilos de Cerebro: Evolución Contínua y Sostenida con EQ

El Estilo del Sabio se ajustaba exactamente a mi situación de ese momento. Me encontraba extremadamente inmersa – y hasta abrumada en los datos emocionales, tenía pocas herramientas que me asistieran para empezar a tomar pequeños pasos concretos hacia mis metas, llegando hasta el punto de sentirme atascada, sin la confianza de poder llevar a cabo un plan articulado ni saber por donde empezar a buscar ayuda. Mi cerebro estaba energizándose en alguna meta muy distance en el futuro, pero no estaba tomando decisiones (y acciones importantes). El desgaste emocional y el impacto en el área de bienestar era considerable. 

Coincidentemente, para el tema trimestral de Six Seconds: Toma de Decisiones  decidimos investigar los datos de los estilos cerebrales con mayor y menor correlación con el factor de éxito de la toma de decisiones. La investigación descubrió que estilos de cerebro que experimentan menor satisfacción con su toma de decisiones son El Sabio y el Guardián, ya que prefieren evaluar los riesgos y las consecuencias emocionales que estos implican antes que nada…

Pero ¿qué del estilo de cerebro con mayor satisfacción en su toma de decisiones? El Hacedor. 

Y es ahi donde me encontré luego de un poco más de un año (¡sorpresa total!)  de intenso trabajo personal, enfocada en las competencias de EQ que me brindaban soporte para encontrar la sabiduría y la energía de las emociones (Navegar emociones) y cómo usar esa información para mantenerme en estrecho contacto con mi propia motivación intrínseca.

Aún muy habituada al estilo idealista del Sabio, y a energizarme en el futuro nebuloso, ciertamente me costo trabajo enfocarme en acciones inmediatas, y en evitar regresar al patrón habitual de procastinación o huir de las tareas particularmente tediosas.  Esta transformación en Hacedor coincidió además con mi nuevo rol con Six Seconds desarrollando la región Latinoamericana. Por lo tanto, el vivenciar y desarrollar las labores de dicha posición,  influyó naturalmente en este cambio en mi estilo cerebral. 

En tan solamente cuatro meses, mi estilo cerebral vuelve a ser testigo de otra transformación   En este punto, ya tengo mucho más dominio cognitivo y emocional de las estrategias de EQ que particularmente me dan resultados y ya soy capaz de apalancar deliberadamente mis fortalezas para moverme con eficiencia hacia metas más estratégicas. Siento que vuelvo a mi tendencia natural al idealismo, pero esta vez encauzado dentro de un propósito my claro. Mi Meta Noble es mi estrella del Norte, y luego de meses de arduo trabajo de desarrollo materiales en la lengua española, siento que puedo mirar – y miro – más allá de las necesidades inmediatas de mi rol en Six Seconds. 

Me he convertido en un Estratega. Me siento cómoda y satisfecha en mi nueva piel, aunque sea solamente una transición hasta mi próxima evolución. En este punto, sé que puedes estar preguntándote ¿se acaban estas transformaciones en algún momento? ¿existe algún estilo definitivo? La respuesta es No. En la vida todo es cambio, y esta más que una frase trillada es una realidad y hasta una ley natural. En particular, en tiempos como estos, convulsos, inciertos, en los que ser ágil emocionalmente es fundamental para poder preservar el bienestar, el conocimiento del propio estilo cerebral nos permite pasar de lo que Carol Dweck llamó una mentalidad fija ( “yo soy como soy” ) a una mentalidad de crecimiento y posibilidad (“puedo aprender). Este es el poder la inteligencia emocional en su máxima expresión. 

¡El Inventor! Tres meses de aprendizaje continuo y situaciones retadoras, pero gratificantes me llevan a poner en practica aquella ambiciosos planes que diseñé durante mi anterior estilo. Llevar a cabo nuestra estrategia de penetración y comunicar el inmenso valor de las habilidades de inteligencia emocional en Latinoamérica requiere de imaginación, resiliencia y mucha creatividad! Este nuevo cambio de estilo no me sorprende en absoluto.

Pero agradezco lo refrescante que ha sido aprender a transitar entre la evaluación cuidadosa y la acciones practicas, manteniendo el balance y navegando mis emociones para que en lugar de entorpecer mi avance, sean una fuente de información  y motivación. Por ejemplo, cuando me siento frustrada ante una tarea, en lugar de abandonar el tema completamente o ponerlo a dormir, utilizo estrategias para re energizarme, tomar nuevas perspectivas, y si es necesario replantear los asuntos.

Al estar dispuesta a re plantear y a internalizar que tengo opciones, también es posible desplegar mayor pensamiento creativo, más  imaginación y ejercitar el optimismo . Un ejercicio sencillo pero muy poderoso que me ha ayudado a ejercitarme com inventora es preguntarme ¿ qué pasaría si cambio esta u otra variable? y practicar con mis tarjetas TFA.

 

Este viaje continua y se torna cada vez más interesante. Lo observo en mi misma, soy testigo de este proceso en mi hija, en mis colegas, amigos, estudiantes y clientes. 

Debido a que el autoconocimiento nunca termina,  lo siento algo así como un tren que va a partir conmigo o sin mi. Como no quisiera perderme de lo maravilloso de la vida,  ni de dejar de tomar buenas decisiones que son fundamentales para mi bienestar, ni dejar de alcanzar mi máximo potencial profesional, por ende mi elección de continuar subida en este tren explorando y poniendo en acción mi inteligencia emocional en servicio de mi misma y quienes me rodean…hasta alcanzar el billón de personas.

USOS SUGERIDOS DE LOS PERFILES DE CEREBRO DE SIX SECONDS

Los perfiles del cerebro son herramientas solicitadas por entrenadores, educadores, profesionales del coaching y especialistas en H.R y desarrollo de talento humano. Se trata de reportes de una sola página, con rigurosidad científica pero sencillos de revisar y comprender. El uso de los Perfiles del Cerebro ( Perfil de Estilo Cerebral , Perfil de Talento Cerebral , Perfil de Descubrimiento y Panel Dashboard) requiere de una certificación como Brain Profiler. 

  • Desarrollo de talento y capacitación en habilidades de liderazgo. 
  • Procesos de coaching grupal o individual.
  • Diseño de dinámicas de comunicación, resolución de conflicto, procesos de cambio.
  • Diseño de materiales y secuencias de entrenamiento en el aula de clases.
  • Los perfiles también se encuentran disponibles para niños y jóvenes de 7-18 años.

Descargue aquí muestras de cada unos de los perfiles:

Perfil de Estilo Cerebral – Brain Brief Profile

Perfil de Talento Cerebral – Brain Talent Profile

Perfil de Descubrimiento – Brain Discovery Profile

Perfil de Grupo Dashboard

 

Fiorella Velarde
Follow me

Fiorella Velarde

Fiorella Velarde MS, M.Ed – Fiorella es educadora, psicóloga positiva y entrenadora certificada de Six Seconds; su gran pasión es la difusión, enseñanza e investigación de la Inteligencia Emocional para crear una comunidad global con más conexión y bienestar.
Fiorella Velarde
Follow me
%d bloggers like this: