Select Page

“La palabra correcta puede ser efectiva, pero ninguna palabra fue tan efectiva como una pausa oportuna.” ~ Mark Twain

 

Aplicación de la definición de pensamiento consecuente: Evaluar los costos y beneficios de tus elecciones.

 

Importancia: Al pausar, evaluar y responder en lugar de reaccionar en piloto automático, podemos tomar mejores decisiones y vivir de manera más significativa.

 

Plan de Acción

Ejemplo: Estás teniendo una discusión sobre política con un compañero de trabajo, que se está volviendo cada vez más acalorada. En lugar de reaccionar con algún tipo de insulto personal, puedes optar por dar un paso atrás, respirar profundamente, pensar en la situación y ver en dónde encaja con tus objetivos a largo plazo, para después continuar.

Aplicar el Pensamiento Consecuente ayuda a tomar decisiones óptimas. Permite tomar posesión de tu vida y dirección. En lugar de reaccionar y luego sentir arrepentimiento, puedes responder cuidadosamente en cualquier situación. Incluso un momento de planeación puede ayudarlte a tomar las acciones correctas de manera racional y emocional.

Cómo aplicar el Pensamiento Consecuente

 Realiza una pausa: El primer paso es hacer una pausa. ¿Por cuanto tiempo? Solo seis segundos hacen una gran diferencia. Las emociones son sustancias químicas llamadas neurohormonas. Al cuerpo le toma unos seis segundos para que estas moléculas de emoción sean absorbidas nuevamente en tu cuerpo después de que se producen. ¡Así que date seis segundos y parte desde allí!

Evalúa: esta pausa también ofrece la oportunidad de evaluar la situación en cuestión. Puede ser útil hacerse preguntas sobre tus objetivos a corto y largo plazo. ¿Qué quiero lograr? ¿Mi curso de acción actual me está ayudando a lograr esos objetivos?

 Responde: Ahora que te has detenido y evaluado la situación, estás listo para responder.

Ebook: Una Esperanza para el Cambio