Select Page

La inteligencia emocional se basa en la idea de que todas las personas tenemos cierto grado de inteligencia emocional  ya en pleno uso. Esto se manifiesta porque la usamos a diario en nuestras vidas personales y en el trabajo. La creencia popular al respecto era que, aunque una persona podía tener un bajo coeficiente emocional (EQ) en su vida personal,  la misma persona  también podía evidenciar un alto EQ en el centro del trabajo.

La neurociencia ha probado que este argumento es imposible de sostener, ya que las emociones son parte de la biologia de los seres humanos, por lo tanto no hay forma de “desactivarlas” y de hecho, si lo hicieramos no podríamos obtener ningún resultado en ninguna área de la vida.  Pero claro, esta confirmación ha traído otro tipo de preguntas al debate:  ¿cómo se pueden traducir estas habilidades al desempeño organizacional y sobretodo como medir su impacto en el valor final?

El argumento para afirmar que la inteligencia emocional tiene un impacto dramático en el rendimiento se basa en los descubrimientos científicos de décadas estudiando el cerebro y nos indica que si podemos combinar nuestros pensamientos y sentimientos para tomar la acción más efectiva. En el centro de trabajo, todos necesitamos inteligencia emocional sobretodo en estos tiempos de complejos de disrupción, cambio e inestabilidad. Por ello, es especialmente importante construir relaciones de positivas y de colaboración con colegas, clientes y otros. Existen numerosos estudios y casos que muestran que el aumento de las habilidades de inteligencia emocional mejora no solamente el rendimiento ( y por ende la productividad) sino también el clima laboral y el bienestar psico emocional de cada colaborador del equipo. ¡Es imposible pensar en una mayor influencia en la vida de una persona, si consideramos la cantidad de tiempo que pasamos en el trabajo!

 

El coeficiente de inteligencia emocional individual se puede medir utilizando herramientas como la evaluación de inteligencia emocional SEI Six Seconds (SEI ™) ,  científicamente validada y utilizada en más de 124 países.

Esta imagen corresponde a los resultados de un reporte SEI Liderazgo individual que esta diseñado para ser una retroalimentación poderosa de la forma en que funciona su cerebro. El Reporte consta de 17 páginas de información y un marco de proceso para acompañar en la transformación:

Midiendo el Valor Real de la Inteligencia Emocional  

Los Datos Vitales para Transformaciones que Importan 

Mediciones Potentes para Equipos de Trabajo

¿Cómo se realizan las mediciones en equipos de trabajo, donde los colaboradores además de requerir las competencias emocionales necesitan habilidades directivas para poder de uso de la potencia de EQ?

Afortunadamente, el vínculo entre EQ y el desempeño organizacional se puede extrapolar desde una serie de variables de desempeño. Por ejemplo, en el gráfico de la izquierda hemos correlacionado los puntajes de EQ  con el servicio al cliente, las ventas, la productividad, la retención y la satisfacción de los empleados; es decir todos kpis de rendimiento que se puede utilizar para crear algo así cómo “análisis de ADN” para ofrecer un valor tangible a las empresas.

En este gráfico en la parte inferior, pueden observarse que  cuatro competencias de EQ (Conciencia Emocional, Incrementar la motivación intrínseca, Perseguir metas nobles y Ejercitar el optimismo) se correlacionaron con la excelencia en el servicio. El equipo de estrategia de esta empresa utilizo esta información para lograr introducir un programa de inteligencia emocional completo. Luego, la compañía uso estos datos para enfocar su gestión del talento, desde la selección hasta la incorporación y la capacitación. El éxito de esta implementación fue transversal al incremento de bottom line, pero además genero mayor compromiso y fidelidad de clientes y colaboradores… no solo un buen negocio en el corto plazo, sino pensando a futuro, en su sustentabilidad y capacidad de mantenerse como un competidor clave en el mercado.

 

 

Este es simplemente un pequeño ejemplo de la integración de mediciones de EQ y uso de kpi’s tangibles que le permiten enmarcar sus procesos de gestión humana dentro un proceso científico, poderoso y eficiente. 

Si desea averiguar un poco más, recuerde descargar estos eBooks de regalo:

Practica Inteligencia Emocional con nosotros

El libro electrónico de 20 páginas incluye importantes tips y curiosidades de la neurociencia, cada una seguida por una herramienta o ejercicio para aplicar la visión de IE en nuestra vida diaria. Descárguelo de forma gratuita.

El Argumento a Favor de la Inteligencia Emocional en las Empresas

¿Desea agregar valor a su organización impulsando el desempeño, mejorando las relaciones y agudizando el enfoque estratégico? La inteligencia emocional (EQ) puede ser el ingrediente que falta. Las investigaciones recientes documentan claramente el valor comercial de la inteligencia emocional; estos hallazgos se resumen en un libro electrónico creado por Six Seconds, disponible como descarga gratuita en este enlace.

Para aprender a implementar estos poderosos procesos, acompañenos en uno de nuestros cursos: esp.6seconds.org/cursos/