Recientes investigaciones de Six Seconds en el Reporte State of the Heart 2018, arrojan una estadística optimista acerca del promedio de la inteligencia emocional (EQ) en América Latina con respecto al resto del mundo, poniéndonos por encima del promedio global.   Recibimos esta excelente noticia para la región, a la vez que transitamos por complejos desafíos políticos y éticos los mismos que impactan casi todos aspectos de nuestra vida diaria. Además reconocemos este hallazgo como una invitación hacia la reflexión más que a la celebración ya que se trata de un momento importante para pensar críticamente  en cómo apalancar nuestras fortalezas con más “inteligencia” y usar la potencia de la inteligencia emocional como catalizador de cambio positivo en la región. 

Tendencias Actuales de la Inteligencia Emocional en América Latina

Tres Preguntas Importantes

 

Pregunta # 1

¿Cuáles son aquellas fortalezcas especificas  que América Latina puede usar para generar cambios positivos en la región?

La inteligencia emocional tanto como marco teórico para el desempeño y temática del momento, ha ido encontrando una acogida cada vez mayor dentro de las conversaciones y los espacios de lideres y educadores en la mayoría de países de América Latina.  Por lo tanto, podemos afirmar que este mensaje se encuentra circulando cada vez con más fuerza: las emociones son información vital para optimizar nuestra toma de decisiones, bienestar y satisfacción en la vida.

Esta realización nos lleva también a reconocer  que es en la aplicación de estos conceptos, es decir en llevarlos a la vida real de forma efectiva y practica,  donde radican los mayores desafíos de las personas. La dificultad para la aplicación de la inteligencia emocional se sitúa dentro del contexto de una Latinoamérica que en opinión de muchos, presenta grandes contradicciones políticas, sociales e incluso de identidad que terminan por afectar la cultura y el bienestar emocional de sus habitantes.  

Pregunta # 2

¿Cuáles serían los mayores desafíos que enfrentan los agentes de cambio positivo en América Latina si desean aprovechar las habilidades de EQ para mejorar la calidad de vida de sus habitantes?

En el Reporte State of the Heart 2018, América Latina obtuvo puntuaciones de inteligencia emocional (EQ) estadísticamente por encima ( 101.5) que las del promedio global (97.3).  Esto significa que en nuestra región, las personas con altas puntuaciones de EQ tienen 7.7 veces más probabilidades de obtener mejores resultados en 4 áreas fundamentales en la vida: efectividad, relaciones, calidad de vida y bienestar.  Los resultados corroboran lo que ya sabemos desde hace algunos años: existe gran promesa en la implementación de estrategias efectivas de EQ para mejorar las condiciones de vida de América Latina, no de una forma abstracta e intangible, sino todo lo contrario ya que es posible enfocarse en aquellos temas donde existen más fricción y mayores desencuentros. El impacto de la inteligencia emocional creando espacios de posibilidad y cambio positivo en el contexto de desigualdad social, erosión de valores para una convivencia pacifica y sobretodo la falta de confianza en los demás se ven reflejados en la vida diaria de las personas tanto en la esfera personal como profesional.

La búsqueda de talentos relevantes  a Latinoamérica

De acuerdo a la investigación, en comparación con el resto del mundo, los 3 talentos más usados en América Latina son: resiliencia, imaginación y tolerancia al riesgo. Este hallazgo simplemente nos corrobora que en un contexto de volatilidad e incertidumbre, es decir donde las reglas cambian todo el tiempo, no se respetan los compromisos  y parece existir la necesidad de cuidarse la espalda todo el tiempo, estos 3 talentos se convierten en algo indispensable para la supervivencia.  Pero, ¿será igualmente útil este inventario de talentos si deseamos apostar por un futuro pacifico, y a la vez sentar las bases de una sociedad con más civismo, respeto y empatía?

Para empezar, podríamos trabajar a partir de nuestras fortalezas actuales. State of the Heart 2018 informa que el bienestar general en América Latina es superior por  2.7 puntos y las relaciones por 3.7 puntos, al promedio mundial.  Es una área donde tenemos grandes fortalezas para sustentar cambios positivos ya que la calidez y la importancia de la conexión humana son valores fuertemente imbuidos desde la infancia, siendo una característica de la cultura en América Latina reconocida en el mundo entero. Las personas pueden tener sus diferencias de opinión y sentimientos, pero desde el preescolar hasta en las organizaciones líderes, existe el acuerdo explícito que la familia y los amigos son la prioridad número uno. Sin embargo,  por otro lado, cuando examinamos problemas como la devaluación de la moneda,  la inestabilidad social, la corrupción desenfrenada entre muchos otros problemas de carácter importante, notamos que el énfasis se encuentra no en resolver los problemas, sino en sobrellevarlos de la manera más imaginativa posible y salir de ellos a la vez que uno se prepara para el siguiente desafío. El problema con esta orientación a corto plazo es que a menudo las personas crean soluciones novedosas pero sin comprometerse con un proceso cuidadoso de reflexión, por lo tanto, podrían estar tomando decisiones poco óptimas que conllevan un impacto negativo en los demás, erosionan la confianza común y, muy importante, probablemente crearán aún más problemas en el futuro.

Los talentos cerebrales con el potencial de crear cambios positivos en estas áreas de evaluación y solución de problemas para los problemas más difíciles de América Latina son: reflexión, priorización y resolución de problemas, pero nuestra región tiene la puntuación más baja para estos elementos en comparación con otros regiones. Básicamente, tenemos un desafío en: 1) clasificar qué es importante y qué es urgente, 2) retroceder un paso para evaluar cuidadosamente y luego 3) colaborar con otros para resolver nuestros problemas.

 

¿Le parece familiar esta narrativa?

Los Talentos del Cerebro

La investigación de Talentos del Cerebro de Six Seconds clasifica 18 talentos del cerebro dentro de una matriz que se compone de tres partes:

  • Enfoque, talentos que tienen que ver con nuestro enfoque o como adquirimos información del mundo que nos rodea
  • Decisión, talentos que utilizamos para tomar decisiones y ejecutarlas.
  • Motivación, talentos que nos permiten energizarnos con tareas inmediatas o resultados a largo plazo.

Por lo tanto, si la visión para América Latina es lograr estos objetivos de colaboración y bienestar en el largo plazo se va a requerir de un conjunto de talentos  estratégicos que nos permitan avanzar de manera intencional hacia el objetivo. Estos talentos también deben ser capaces de suponer un equilibrio entre el prevalente enfoque a corto plazo que encontramos frecuentemente en el uso de la resiliencia y la tolerancia al riesgo, y la necesidad de pensar críticamente en el futuro. Lamentablemente en América Latina,  la investigación ha encontrado que existe un déficit de los 3 talentos que son importantes en esta área de planeamiento estratégico: reflexión, priorización y resolución de problemas cuentan con la puntuación más baja  en comparación con el resto del mundo.

Pregunta # 3

¿Es mi estilo de cerebro parte del problema o de la solución? 

Los estilos cerebrales proporcionan información sustancial acerca de la manera en que la información emocional y analítica trabajan juntas en el cerebro de una persona  al obtener información, tomar decisiones y energizarse para la acción. Si bien, Six Seconds ha identificado 8 estilos arquetípicos de estilos cerebrales, la mayoría de las personas muestran una combinación de dos o tres estilos combinados de maneras únicas. Por lo tanto, cada cerebro de los aproximadamente 625 millones de habitantes en América Latina (1) tiene un conjunto único de preferencias y de estilo cerebral. Además, ningún estilo es mejor que otro. Afortunadamente, esto da como resultado 625 millones de formas diferentes y originales en aplicar nuestras capacidades únicas para crear cambios positivos.

En State of the Heart 2018,  América Latina tiene significativamente más estilos de cerebro Visionario e Inventor en comparación del resto del mundo y significativamente menos Guardianes y Estrategas. Los estilos de cerebro Visionario e Inventor comparten dos rasgos importantes: el disfrute en la innovación y la visión de futuro. Estos estilos cerebrales obtienen su energía de los ideales a largo plazo; y ambos tienden a valorar la apertura y la creatividad. Sin embargo, pueden comportarse de manera muy diferente en la forma en la que adquieren datos; los inventores ponen sus sentidos en datos racionales, mientras que los visionarios prestan más atención a las pistas emocionales. Curiosamente, si trabajan en equipo, sus diferencias en enfoque pueden crear poderosas oportunidades de aprendizaje para ambos.

Por otro lado, los resultados más bajos para los guardianes y estrategas pueden estar correlacionados con las puntuaciones más bajas para el talento de reflexión que hemos documentando en párrafos anteriores.  La investigación de Six Seconds ha demostrado que los 18 talentos identificados son habilidades que se pueden aprender y que se pueden asimilar tomando conciencia y recibiendo capacitación adecuada. De hecho, cuando la Reflexión, o cualquier otro Talento Cerebral se practica de manera consistente e integrada dentro en una rutina diaria, se refuerzan ciertas habilidades de inteligencia emocional que a su vez mejoran resultados de vida en las áreas de: efectividad, relaciones, bienestar y calidad de vida.

 

De la Supervivencia a la Prosperidad

¿Qué pasaría si América Latina logrará equilibrar su enfoque por solucionar problemas en el corto plazo, a la vez que galvaniza sus talentos y se embarca en un proyecto viable y sostenible a largo plazo?  En este artículo, no pretendo afirmar que EQ pueda solucionar mágicamente  todos los problemas en la región, pero creo firmemente que la inteligencia emocional puede  enseñarnos a cada uno de nosotros a aprovechar un recurso valioso e innato en el ser humano: nuestras emociones, tan solo así podremos prosperar en base a esos valores que el resto del mundo admira de América Latina, la amabilidad, el respeto y la conexión humana.

Reporte State of the Heart Edición América Latina

0 Comments

Leave a Reply

Fiorella Velarde
Follow me

Fiorella Velarde

Fiorella Velarde MS, M.Ed – Fiorella es educadora, psicóloga positiva y entrenadora certificada de Six Seconds; su gran pasión es la difusión, enseñanza e investigación de la Inteligencia Emocional para crear una comunidad global con más conexión y bienestar.
Fiorella Velarde
Follow me
%d bloggers like this: