Cada cuatro años una fiebre futbolística, apasionada y fervorosa, sacude a nuestro continente, particularmente a los países de habla hispana. Sin duda, en Latinoamérica, del futbol se han ocupado brillantes literatos como Mario Benedetti y Eduardo Galeano, y hasta compositores de la talla de Vinícius de Moraes, nada menos que el autor de la Garota de Ipanema…

 

Futbol : Fiesta de Emociones

 

 

El futbol o balompié es el deporte con más seguidores en el mundo. Es una actividad que se sigue con pasión, emoción y que no está exenta de rivalidades.  ¿Qué podemos aprender al observar las dinámicas de equipo de selecciones conformadas por una elite de los mejores– y mejor pagados jugadores del mundo?

 

 

Pero más allá de la evidencia anecdótica que nos muestra hinchadas leales y entusiastas, aquellas que disfrutan y sufren a la vez todo un torbellino de estas emociones contagiosas como la alegría, la tristeza, la frustración y muchas más; es inevitable observar las dinámicas de equipos conformados estas estrellas del futbol, pues nos revelan a todas luces, la importancia del contexto emocional para el funcionamiento de un equipo espectacular. 

“El futbol nos muestra que las emociones impactan los resultados.”

Ingrid Rosenberg

Talent Advisors Latam

Al respecto, Ingrid Rosenberg de Talent Advisors Latam nos manifiesta que es muy difícil poner en  duda el papel preponderante que las emociones juegan en las organizaciones. Particularmente el fútbol nos regala un claro ejemplo de que las emociones son el impulsor del desempeño. 

Veamos algunos ejemplos haciendo referencia al mundial 2018:

  • Todos los equipos han jugado con gran intensidad, motivados por ganar el partido, y promoverse como jugadores estrella (emoción: motivado)

  • En el juego Costa Rica-Brasil, cuando cae el primer gol, el equipo se ve afectado anímicamente y eso hace que caiga el segundo (emoción: desanimo, tristeza, miedo)

  • Neymar igual en el partido Brasil-Costa Rica, comprendía que había mucho en juego, la motivación por querer meter el gol lo mantiene intentándolo hasta el puro final del partido cuando logró su cometido. Termina el juego y se tira a llorar (emoción: frustración, motivación, y luego felicidad absoluta). También vimos como el mal manejo de su frustración durante el juego lo llevó a decir improperios a otro jugador, que en esta ocasión no pasó a más, pero en las organizaciones, eso hubiese sido un problema mayor (emoción: frustración, enojo).

  • En el juego Colombia-Polonia, todo el equipo de Colombia se mantuvo ecuánime durante todo el juego lo que les permitió dominar el partido logrando 3 goles por 0. (emoción: motivación, ecuanimidad)

Las Habilidades Técnicas Ya No Alcanzan

 

La habilidad técnica (jugar fútbol de una forma excepcional en este caso) es importante para lograr el resultado pues las emociones no son los únicos impulsores del desempeño (se observa en todos los equipos eliminados tempranamente donde hay emoción, pero quizás esta no estaba acompañada de  habilidad técnica suficiente), pero por otro lado la habilidad técnica por sí sola, es decir el know-how carente de emoción,  tampoco te lleva a lograr resultados, ¿alguien se imagina un mundial sin motivación durante un partido?

Por lo tanto, si ya tenemos un objetivo claro, y contamos con habilidades técnicas y de inteligencia emocional, no olvidemos buscar la motivación del equipo para lograr el resultado.

La motivación que funciona es la intrínseca, es decir aquella motivación en la que se moviliza el propósito. Si bien es cierto, en el mundial las selecciones cuentan con sus hinchadas respectivas, que los siguen, los animan y les van contagiando la energía de emociones, alegría, expectativa, y orgullo; no es por casualidad eso se diga siempre que el futbol es una fiesta. En el caso de los equipos organizacionales, esos lideres vienen a ser metafóricamente la hinchada . El líder va a acompañar a cada persona a encontrar su motivación y a modelar la gestión de emociones para que estas sustenten la obtención de los resultados deseados.  Después de todo en las organizaciones, tanto como en el futbol, tal como dijo Kaka , el famoso futbolista brasileño,   “no hay goles feos, lo feo es no hacer goles”.

“No soy el mejor entrenador tácticamente, pero tengo otra cosa. La ilusión y la pasión la tengo y eso vale mucho más”

Zinedine Zidane

0 Comments

Leave a Reply

Fiorella Velarde
Follow me

Fiorella Velarde

Fiorella Velarde MS, M.Ed – Fiorella es educadora, psicóloga positiva y entrenadora certificada de Six Seconds; su gran pasión es la difusión, enseñanza e investigación de la Inteligencia Emocional para crear una comunidad global con más conexión y bienestar.
Fiorella Velarde
Follow me
%d bloggers like this: