¿Le gustaría saber de que modo practicar la inteligencia emocional? ¿Cuáles son los pasos específicos y concretos que se deben tomar para responder de manera más intencional, en lugar de reaccionar en piloto automático?

En Six Seconds, nuestra visión es que mil millones de personas practiquen las habilidades de la inteligencia emocional para el año 2039. Así que le preguntamos a nuestra red mundial de profesionales certificados qué práctica de EQ nos recomendarían para que las personas actúen de forma menos volátil y en lugar de eso, escojan respuestas más deliberadas?

Practicando Inteligencia Emocional para Expandir Nuestras Opciones al Responder

 

Algunas de las sugerencias más populares de los miembros de nuestra comunidad global.

 

Basadas en las respuestas de nuestros miembros, aquí le presentamos algunas sugerencias útiles: 

Le preguntamos a la comunidad global de EQ por sus sugerencia favoritas para practicar la inteligencia emocional y luego organizamos las respuestas en base al Modelo Six Seconds de Inteligencia Emocional, que es un proceso de tres pasos: (1) aumentar la conciencia, (2) evaluar y (3) avanzar con propósito.  Anteriormente publicamos sugerencias para aumentar la autoconciencia. En el artículo de hoy vamos a discutir el siguiente paso dentro del modelo de Six Seconds, es decir sugerencias  para usar la inteligencia emocional al tomar (mejores) decisiones. El objetivo es salir de una vez del ciclo de la reacción, hacia la pausa para poder evaluar y responder de la mejor manera posible.

Existen cuatro competencias de inteligencia emocional dentro del Modelo de Six Seconds que nos ayudan a pasar de reaccionar a responder:

1.Una secuencia para recordar: C, E, E

El Modelo Six Seconds de EQ fue creado para tomar esta ciencia emergente de la inteligencia emocional y ponerla en acción. Al hacerme  estas 3 preguntas puedo retomar el camino cuando siento que estoy operando en piloto automático.


Entonces, me pregunto:

¿Qué estoy sintiendo?

¿Qué opciones tengo?

y  ¿qué quisiera lograr?

Cuando me valido de esta manera, varias veces al día, me convierto en una persona diferente. Puedo tomar decisiones óptimas y proyectar aquello de mi siendo la persona que realmente quiero ser. Pero, como habrán notado existe además una última pregunta,  por lo tanto  este proceso es mucho más efectivo si ya se  conoce adonde se quiere llegar. 

#2 Conocer el destino final

Me gusta usar esta metáfora de Google Maps. Es una herramienta increíble, ¿verdad? Es revolucionario, realmente. Puede mostrarnos en pantalla nuestro destino y los pasos detallados para llegar. Pero si una persona desconoce adonde quiere llegar es  totalmente inútil. Y así pasa con nuestras vidas. ¿Cómo podríamos elegir efectivamente entre todas nuestras diferentes opciones si no sabemos con lo que estamos dispuestos a contribuir al mundo? El legado que nos gustaría dejar viene a ser como la estrella del Norte que guía nuestros días. En Six Seconds, llamamos a ese destino trazado, nuestra meta noble. Abordaremos el tema extensamente en nuestro articulo con sugerencias para vivir una vida orientada a un propósito, pero por ahora, es suficiente saber que el conocer la meta noble es una parte indispensable de cómo practicar inteligencia emocional, es decir elegirse a usted mismo, pues es importante saber qué quiere aportar al mundo más que nada, ya que va a usarlo como una guía para las decisiones grandes y pequeñas.

Pero volvamos a lo esencial acerca de la mejor manera de  salirnos del piloto automático y vivir más intencionalmente, incluso cuando la vida se nos viene encima con mayor velocidad y complejidad.

#3 No hay que olvidar el botón de Pausa

Se pueden poseer todas las mejores herramientas para practicar inteligencia emocional, pero la más importante de todas es la capacidad de detenerse, de disminuir la velocidad. ¿Por qué? ¡Porque eso nos proporciona más tiempo para usar esas maravillosas herramientas!

¿Y cómo nos desaceleramos? Hay diferentes maneras. Lo más efectivo para mí es respirar profundamente, más lentamente. Inhalar durante aproximadamente 3 segundos, hacer una pausa de medio segundo y luego exhalar durante 3 segundos completos. Pruébelo. Es increíblemente relajante. O en los casos en que necesito más tiempo para calmarme, me encanta ir a caminar y concentrarme en mi respiración mientras camino. También podría concentrarse en su aliento, o en algún punto fijo. Existen muchas estrategias para lograr el mismo resultado. Puede intentar pensar en 5 películas con Tom Hanks o sus 3 canciones favoritas. Incluso puede escuchar una canción que sea nostálgica  o visualizar un viaje que recuerde. Básicamente, hacer algo diferente.  crear un espacio entre la situación y uno mismo.  La investigaciones de neurociencia han descubierto que el cuerpo tarda unos 6 segundos en absorber los químicos de la emoción, de modo que haga una pausa de al menos seis segundos.

Tenemos otro ejemplo: el otro día recibí un correo electrónico que realmente me molestó. Sentí que me habían comprometido para hacer salgo sin haberme consultado en privado primero. Mi primera reacción fue disparar un correo electrónico conteniendo  una respuesta cortante, más dañina de lo necesario; lo que mi padre llamaría un misil.   Paradójicamente, un hecho interesante acerca de la ira: nos hace tener más confianza. En ese momento, estamos seguros de que estamos en lo correcto, y es por eso que la pausa es tan esencial. Entonces me detuve. Respiré profundamente y pensé en mis 3 eventos deportivos favoritos de todos los tiempos.  Difícil tarea, ya que he visto más eventos deportivos de los que puedo recordar.  Me quede con el recuerdo del Juego 6 de la Serie Mundial 2011, el Sugar Bowl cuando Boise State venció a Oklahoma, y ​​el Juego 6 de la serie Warriors Thunder en 2016. Cuando terminé de pensar en esta lista, ya estaba más tranquilo y pude repasar el proceso C, E, E de Six Seconds.  Al final terminé enviando otro correo electrónico,  con más amor, compasión y por ende menos veneno. ¡El poder de la pausa! !Sí!

 

“PAC antes de actuar:  Pausa. Accionar validando emociones y pensamientos. Claridad.”

Nehad Tadros

Coach Ejecutivo

#4 Transformar las Emociones usando el Cuerpo Físico 

Es de conocimiento común que nuestros pensamientos influyen en nuestros sentimientos y acciones. Cuando piensa en su mejor amigo alejándose, se siente uno triste. Cuando se pienses en el “ex” y en cómo te maltrataron, tal vez quiera enviarle un mensaje vengativo. Pero lo que a menudo no se reconoce es que nuestras acciones también pueden influir en nuestros pensamientos y sentimientos. Todo comienza muchas veces con una acción.

Al sentirse tenso, respire profundo y deje que sus hombros se relajen. Esta expansión de los músculos tensos y contraídos envía un mensaje a todo el cuerpo de que todo está bien, y la mente y emociones a menudo se influencian como resultado. Lo mismo ocurre con la sonrisa. Es increíblemente poderoso, incluso si uno se siente forzado al principio, la sonrisa puede cambiar nuestro estado emocional.

Algunos movimientos deliberados pueden ser un esfuerzo la principio, hasta que al fin se convierten en un habito sano.  

“Pregúntese, me siento en expansión o me siento contraída y pequeña? Cuando uno se siente como  “comprimido”, el respirar profundamente desde el vientre puede liberar los músculos, influir en la mente y ayudarnos a tomar decisiones más poderosas y positivas “.

Rita Haque

Directora Fundadora, Haq Centre

#5 Nombrar las emociones por su nombre

Una de las herramientas más simples y efectivas para lograr lo que uno desea más a menudo es nombrar las emociones. Se ha demostrado que esto reduce la intensidad cruda de las emociones, lo que nos da el espacio para reaccionar de una manera más deliberada. Se cierra la brecha entre los pensamientos y los sentimientos, lo que nos permite ser más inteligentes con nuestros sentimientos para emplearlos como un recurso estratégico en lugar de sentirse abrumado por ellos. Así que la próxima vez que sienta una emoción realmente fuerte, comparta lo obvio consigo mismo: “estoy frustrado, enojado, triste o abrumado”. En realidad es notablemente efectivo, y nos abre una puerta para que reaccionemos de la manera que realmente queremos.

Pero, debido a la forma en que estamos socializados para pensar sobre las emociones difíciles, es posible que evite a toda costa de sentirse molesto, frustrado o abrumado, así que …

…recuerde, las emociones son información.” Cuando estamos atrapados en la actitud auto destructiva señalando  algunas emociones como  malas y que no debemos sentirlas, como la ira, el miedo y la tristeza, estamos desperdiciando un recurso valioso. Las emociones son datos. Centran nuestra atención y nos motivan hacia un curso de acción específico. Para navegar nuestras emociones de manera efectiva, tenemos que trabajar con ellas, hacerlas nuestras aliadas. 

Aquí hay algunos consejos más para elegirnos cuando es más difícil: en tiempos de adversidad.

#6 ¿Enfrentándose a la adversidad? Probando el poder de las 3P

Martin Seligman, considerado el padre fundador de la psicología positiva, desarrolló la teoría de las “3 Ps” que tiene que ver con el estilo de explicación que poseemos para explicar la adversidad, y el impacto que esto tiene con nuestro bienestar.  Las 3 P se refieren a los eventos en términos de permanencia, proyección  y poder. Vamos a resumirlo aquí: Cuando alguien se enfrenta a una adversidad, la persona de estilo pesimista piensa que eso nunca terminará, que esa situación se proyecta sobre toda su vida, afectando el todo y, además que esto está totalmente fuera de su control (o no es su culpa). Este estilo, como es bastante obvio, nos los puede hacer sentir atrapados y abrumados, e incapaces de elegir ellos mismos. Un optimista, por otro lado, verá que la adversidad es temporal, de naturaleza aislada, y que probablemente la persona tenga alguna responsabilidad en el desenlace. Con cualquier problema, ya sea un atasco de tráfico, una pelea con su hijo adolescente o un trámite en una oficina de gobierno, hágase estas 3 preguntas, tal como lo recomienda Sandeep Kelkar:

¿Estoy pensando que esto es permanente? “Esto nunca terminará”. ¿Estoy sintiendo que esto es generalizado? “Esto se proyecta sobre toda mi vida en absoluto”. ¿Estoy renunciando o tomando demasiada energía? “No hay nada que pueda hacer, no tengo poder para cambiar esto” o “Esto es todo culpa mía”.

En situaciones desafiantes, examino mis pensamientos con las tres preguntas de optimismo. Luego doy un paso atrás y me convierto en una especie de ‘detective’ tratando de reunir pruebas para todos esos argumentos y cosas que me digo a mi mismo. Si esos pensamientos son inexactos, los cuestiono y elijo pensamientos realistas, precisos y positivos.

Dr. Sandeep Kelkar

Director & Fundador, Equipkids

#7 Practicando el poder del “todavia” 

Una pequeña palabra puede hacer una gran diferencia. Cath Corrie, una educadora y colaboradora de nuestra comunidad, compartió este consejo: Lea estas dos frases en voz alta y observe cómo se siente:

A. “No puedo hacerlo”.

B. “No puedo hacerlo, todavía”.

Una es una pared de ladrillo, un final. La otra es una puerta, una parte de una historia en curso. Cuanto más aprendamos a decir “todavía” en tiempos de desafío, más influiremos en nosotros mismos para tener una mentalidad de posibilidad.

Es lo que la profesora de Stanford Carol Dweck llamo “mindset”. Una mentalidad de crecimiento es aquella en la cual el fracaso se ve como una oportunidad para el crecimiento, y la inteligencia se mantiene fluida, cambiando todo el tiempo. Nuestro esfuerzo es el factor determinante. Esto se opone a una mentalidad fija, que se define como el pensamiento de la inteligencia como una característica fija. La mentalidad de crecimiento se ha relacionado con el éxito en escolares y ejecutivos de empresas.

una palabra poderosa : todavia.

#8 Buscar las maneras de fortalecer el optimismo

Las 3 Ps son una gran manera de fortalecer tu camino optimista en tiempos de adversidad, pero en los buenos tiempos, ¿cómo puedes fortalecer estos caminos?

Josh Freedman me dio esta definición de optimismo que me encanta: saber que hay posibilidades incluso cuando no puedes verlas. Al principio era escéptico, pero cuanto más lo practico, más me doy cuenta de que casi siempre hay más opciones de las que me doy cuenta al principio, cuando empiezo a reaccionar. Cada opción tiene ventajas y desventajas, pero hay muchas, muchas opciones: y reconocer eso y creer profundamente que es un verdadero optimismo.

Piense de nuevo en las 3 preguntas de C, E, E. Primero, “¿Qué estoy sintiendo?” Y luego, “¿Qué opciones tengo?”. Ejercer el optimismo es perfeccionar su capacidad para ver que hay muchas opciones,  incluso cuando no puedes verlas en ese momento. Incluso las opciones que tienen obstáculos o que no parecen realistas. A veces, solo el pensamiento trae a colación otra idea que aún no ha surgido, pero que termina como parte de la solución.

2 minutos :: reserve dos minutos: relájese y respire profundamente. Luego escriba dos soluciones a su problema.

Beth Hammett

Director Asociado, Effective Teaching Solutions

#9 Evaluando las opciones

Cuando considere qué hacer a continuación, haga una lista. Una vez que tenga su lista de opciones, puede evaluarlas. Es una habilidad que llamamos Aplicar el Pensamiento Consecuente. Haga una lista de pros y contras. Revise cada opción y analice las oportunidades y los costos, con relación sobretodo a su meta noble. ¿Con qué es lo que más desea contribuir al mundo? ¿ Qué acciones lo acercan a esa meta noble?

“Cuando se sienta frustrado o molesto, antes de decir algo inapropiado, haga una pausa de seis segundos para evaluar rápidamente los costos y los beneficios de esa acción. Cuando aplica el pensamiento consecuente, puede tomar decisiones más cuidadosas que, en última instancia, funcionan a su favor.”

Niloufer Aga

Pragati Leadership Institute

#10 Dejándose llevar por la pasión interna

Vivimos en una sociedad que constantemente nos empuja hacia lo externo. Haga esto o compre esto, porque obtendrá reconocimiento o será parte de un grupo exclusivo. Pero además las cosas se encuentran en constante estado de cambio, lo que lo hace agotador todo esfuerzo y, en última instancia, insatisfactorio el resultado. Diríamos que es excelente para el crecimiento económico, pero no tanto para las personas. Para una mirada más profunda al bienestar, mire esta increíble entrevista con Daniel Goleman.

La investigaciones han descubierto que la motivación intrínseca, impulsada por valores personales en lugar de estas fuerzas externas, es un sello distintivo del bienestar. Estas personas están en contacto con lo que es importante para ellos y lo usan para impulsarse en dirección a lo que realmente quieren hacer.

Encontrar ese propósito y ponerlo en acción es el tercer pilar, Entregarse a si mismo.

 

Cuando se enfrente a un revés, que signifique quizás un retroceso, evalué que partes de la situación que puede controlar o influenciar y las partes que no puede. Concéntrese en lo que puede influenciar y observe como aumenta su seguridad y como se siente acerca de superar el revés.

Dawn Cook

Encuentre algo casi imposible de hacer….y practique a menudo

Joshua Freedman

Cree oportunidades para compartir de manera informal lo que siente y pida opiniones sobre sus sentimientos, tanto en sus equipos como con sus clientes. Esto puede despejar cualquier punto ciego en la relación con estas personas.

Dexter Valles

Michael Miller

Michael Miller

EQ Librarian at Six Seconds
Michael Miller es escritor y colaborador de Six Seconds- La Comunidad de Inteligencia Emocional. Michael es un apasionado de la vida saludable y balanceada y de ayudar a otros a disfrutar de los mismo. Contacto: [email protected]
Michael Miller
%d bloggers like this: