Gran parte de mi rutina diaria transcurre hablando con las personas acerca de Six Seconds.

 

Entonces, me hacen preguntas acerca de la diferencia entre Six Seconds y otros enfoques de consultoría o entrenamientos de inteligencia emocional. Hoy me puse a pensar en esto y creo que contamos con varios argumentos contundentes que me gustaría compartir en este artículo.

En primer lugar, creo que tanto la vasta experiencia a nivel global, como la profundidad del enfoque científico de Six Seconds sumado a la filosofía en que se sustenta el Modelo, constituyen un factor de diferencia importante.

Igualmente atractivo para muchos miembros de nuestra comunidad internacional, es el hecho de que seamos una organización sin fines de lucro, y que nuestra visión compartida sea lograr que 1,000 millones de personas practiquen inteligencia emocional en el mundo.

 Después de haber asistido a numerosos entrenamientos de Six Seconds, ya sea en calidad de participante, colaboradora y entrenadora, y sobretodo luego de escuchar una y otra vez los comentarios posteriores a estos eventos de parte de los participantes, puedo aseverar  que la combinación de conciencia emocional y efectividad en acción son elementos determinantes en el poderoso impacto que tienen nuestros cursos en la transformación de las personas.

Parte de la formula secreta:

Cambiar la Manera de Enseñar

para Generar Resultados Nuevos

 

Es en el corazón de la metodología de Six Seconds, que yace el enfoque constructivista de Anabel y Josh, fundadores de Six Seconds y experimentados educadores. En el aprendizaje constructivista, las actividades que conducen al descubrimiento y a encontrar significado son más importantes que tener aseguradas aquellas “respuestas correctas”. Por lo tanto, combinado con neurociencia – es decir el conocimiento de cómo funciona y aprende el cerebro humano – la metodología de Six Seconds es un enfoque único y potente de aprendizaje movilizando cabeza, corazón y acción.

Pero ¿cómo sería posible obtener resultados efectivos si siguiéramos encerrados en el paradigma de enseñanza del siglo pasado? Es decir, el modelo en el que el maestro era el experto, quien ejercía su función desde una posición de poder y de autoridad incuestionable. ¿Se acuerdan de la frase, el conocimiento es poder?

Lo cierto es que si realmente buscamos crear un cambio sembrando una conciencia nueva, entonces tenemos que enfocarnos en diseñar instrucción para un mundo dónde es vital que las personas puedan pensar independientemente, resolver problemas y ser capaz de transformarse a si mismas, en lugar de repetir conocimientos obsoletos desconectados del poder de la inteligencia emocional.

Una de las áreas en las que Six Seconds se enfoca con mayor energía y urgencia, es el sector educativo. Los educadores somos participantes activos, ya que a través de nuestra propia practica personal y comprometida de inteligencia emocional podemos modelar las herramientas y estrategias que nos lleven a lograr ese cambio positivo que deseamos ver en el mundo.

¿Sólo sé que nada sé?

Finalmente, aunque puede ser muy seductor (creer) tener todas las respuestas, y presentarse en el aula de capacitación como el “experto” , es precisamente en ese momento cuando se pone en manifiesto la propia inteligencia emocional del capacitador, quien reconoce que en el contexto de esta metodología de aprendizaje, su rol es de acompañar y facilitar que los participantes se conecten con la sabiduría interior y usen su propia inteligencia emocional para lograr sus resultados y transformaciones propias y originales.

En lo personal, desde mi experiencia como participante, desde mi primera certificación con Six Seconds, lo que me enganchó fue la actitud de apertura y total falta de imposturas del grupo de facilitadores, que de por si estaba compuesto de personas de muchísima experiencia y reconocimientos, y con todo el derecho de autodenominarse “gurus”. Sin embargo, nunca fue así. Siempre sentí que aprendíamos unos de otros, que no había ido a recibir “cátedra” por parte de los expertos, si no por el contrario, que mis aportes eran importantes y bien recibidos, mientras que ellos facilitaban y crecían con el grupo. Fue esta combinación de humildad y de uso magistral del poder de la inteligencia emocional que realmente me motivó a querer ser parte del equipo de Six Seconds, y que me sirve de guía para modelar mi desempeño como ser humano consciente, madre, amiga y profesional. 

Creo poder hablar por todos en Six Seconds, cuando digo que nos emociona inmensamente cuando recibimos mensajes de personas de todas partes del mundo, quienes nos expresan la forma en la que la metodología de Six Seconds ha tenido un impacto positivo en sus vidas. Quizás por eso la emoción en nuestros argumentos. Sabemos de primera mano que la inteligencia emocional es efectiva, transformativa y por eso nuestro deseo de compartirla con todo el mundo es contagioso y sincero. 

Contagioso…como las emociones mismas…

0 Comments

Leave a Reply

Fiorella Velarde
Follow me

Fiorella Velarde

Fiorella Velarde MS, M.Ed – Fiorella es educadora, psicóloga positiva y entrenadora certificada de Six Seconds; su gran pasión es la difusión, enseñanza e investigación de la Inteligencia Emocional para crear una comunidad global con más conexión y bienestar.
Fiorella Velarde
Follow me
%d bloggers like this: